En ese proyecto se plantean los requisitos del etiquetado nutricional y frontal que deben cumplir los alimentos envasados para el consumo humano, alertando a los usuarios de los azúcares añadidos, las grasas trans y el nivel de sodio que cada producto tiene.

Entre las características que debe tener el etiquetado, de acuerdo con el borrador de la resolución, está “indicar el contenido de nutrientes del alimento en la etiqueta, por un medio eficaz, facilitando al consumidor a tomar una decisión; no presentar el alimento de forma falsa o engañosa y garantizar que la información presentada en la etiqueta no se contraponga a la promoción de hábitos alimentarios saludables en concordancia con las políticas de salud pública”.

Asimismo, se prohíbe que en el etiquetado vaya:

  • Propiedades que no estén basadas en evidencia científica.
  • Información que indique, represente, sugiera o implique que el alimento es útil, adecuado o efectivo para aliviar, tratar o curar cualquier enfermedad o trastorno fisiológico.
  • Información sobre que las asociaciones (médicas o de salud) avalen productos alimentarios con fines de publicidad y mercadeo.
  • Información para inducir o promover hábitos de alimentación nocivos para la salud.
  • Afirmaciones de que el alimento por sí solo adecua totalmente las recomendaciones de ingesta de energía y nutrientes, o que por sí solo puede sustituir algún tiempo de comida.
  • Expresar o sugerir que la ingesta de los alimentos proporciona a las personas características o habilidades extraordinarias.

No obstante, el Ministerio de Salud indica que alimentos de fórmulas para lactantes de 0 a 11 meses, con propósito médico especial, y que estén empacado pero no sean procesados (como frutas, verduras, leguminosas, hierbas y carnes, pescados y mariscos frescos) estarán exentos de este etiquetado.

Asimismo sucederá con ingredientes culinarios (azúcar, panela, miel, vinagre, sal y especias) y alimentos artesanales tales como el manjar blanco, queso de hoja, bocadillo veleño, gelatina de pata, cocadas y herpos.

El proyecto estará publicado hasta el 27 de agosto para sugerencias y consultas, y posteriormente pasará a ser expedida.