Reyes se refirió al caso de su hijo, en Noticias Caracol, a propósito de que este jueves comenzó la etapa de juicio contra Amanda Castillo, exrectora del colegio Gimnasio Castillo Campestre, en el que estudiaba Sergio Urrego.

Castillo está involucrada en un proceso por falsa denuncia y ocultamiento de pruebas, pues, después de discriminar al joven por ser homosexual y que él se suicidara, ella intentó ocultar pruebas para alterar la verdad, de acuerdo con las autoridades.

Pero la madre de Sergio Urrego, lejos de pretender que la exdirectora pase años en una cárcel, quiere que el juicio contra ella empiece ya, después de 6 años de la muerte de su hijo, para que la gente tome consciencia y que casos como este no se vuelvan a presentar.

“Ha sido un proceso bastante largo. […] Ya llevamos más de 5 años, es un proceso doloroso. Quisiera dejar el mensaje claro de que esto no es para cárcel, ni para nada de eso. Creo que las cárceles no transforman corazones, pero sí hay que dejar un mensaje de que los niños y jóvenes diversos existen. Lo que le sucedió a mi hijo puede ocurrirle a tu hijo o hija. Dejemos los prejuicios a un lado”, manifestó Reyes.

La madre del fallecido joven ahora ayuda a personas, a través de su fundación Sergio Urrego, que piensan en el suicidio como una salida para sus problemas.

Precisamente durante esta crisis provocada por la pandemia, las solicitudes de ayudas, que también son para personas que sufren de violencia intrafamiliar se han incrementado, según Reyes.

Lo hemos dado abasto. En solo 16 días hemos recibido 229 casos a través de Facebook, 110 llamadas, hemos hecho 147 acompañamientos. La salud mental en Colombia está en emergencia”, advirtió la entrevistada.

Por el caso de Urrego ya fue condenada la exsicóloga de la institución Ibonne Andrea Cheque, que como parte de la reparación a la familia reconoció que discriminó al estudiante y pidió perdón.