Varios activistas y protectores de animales, como Rosa Juliana Herrera, denunciaron el hecho y también reclamaron porque la persona que grabó el video no hizo nada para evitar el abuso, cometido en plena calle y a la vista de los transeúntes, publica el diario El Heraldo.

Las quejas fueron atendidas por el intendente Germán Bahos, jefe del Grupo de Protección Ambiental de la Policía del Atlántico, quien contactó a Herrera para conocer más sobre el caso y así rescatar a Fiona, indica el mismo medio.

En la noche de este viernes, oficiales de policía llegaron hasta el barrio Caldas, en Baranoa, en busca de la perra abusada. Los uniformados preguntaron a los vecinos y ellos fueron los que la identificaron como Fiona, una perra querida por todos en la zona, pero que vivía en la calle, relata el rotativo barranquillero.

Minutos más tarde, los uniformados encontraron a Fiona, pero ella no quería acercarse a nadie, tenía miedo, por lo que tuvieron que poner un recipiente con comida en el piso para ganarse su confianza, detalla El Heraldo.

Con ayuda de los vecinos del barrio Caldas, los policías lograron atrapar a Fiona y la metieron en una jaula transportadora para posteriormente llevarla a un centro de recuperación animal, donde la curarán y la pondrán en adopción, añade ese diario.

Rechazamos cualquier acto que vaya en contra del bienestar de los animales, por eso la @PoliciaColombia, estamos prestos atender cualquier denuncia ciudadana y actuar de manera inmediata”, publicó el coronel Hugo Molano Losada, comandante de Policía del departamento del Atlántico, en su cuenta de Twitter.

En esa red social también se pronunció el alcalde de Baranoa, quien pidió a la Fiscalía investigar al sujeto que abuso sexualmente de Fiona: No podemos permitir actos tan aberrantes como este. De manera respetuosa, pido a la  Fiscalía tomar las acciones respectivas frente a este vergonzoso hecho”.