El hecho se conoció porque a las 5:00 de la tarde los estudiantes terminaron su jornada escolar, pero ningún familiar recogió a los hermanitos. Por esto, las directivas del colegio se comunicaron con la Policía, confirmó el teniente Ricardo Bustos, oficial de inspección, en Noticias RCN:

“A través de una llamada al 123 por parte de un docente del colegio nos informan que hay dos niños abandonados. El cuadrante llega oportunamente y se informa a Infancia y Adolescencia para que llegue y conozca el caso”.

Después de 5 horas, los profesores y autoridades lograron comunicarse con la madre que dio una insólita respuesta sobre la razón por la que había abandonado a sus hijos.

“Allí, en este colegio, nos comunicamos con ella, pero informa que se está desplazando hacia la ciudad de Villavicencio”.

Sobre esa misma versión, Caracol Radio mencionó: “Cuando intentaron ubicarla, ya en la noche, contestó su teléfono e indicó que iba camino a Villavicencio y que no podía recogerlos. Que miraran a ver qué iban a hacer con ellos”.

Las autoridades también se habrían puesto en contacto con el padrastro de los pequeños que, según RCN Radio, aseguró que “no se hacía cargo de ellos y no tenía ninguna responsabilidad con lo ocurrido”.

Hacia las 10:00 de la noche, los niños fueron trasladados a centro especializado para menores y quedaron bajo protección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), donde ya le fueron restituidos los derechos, agregó la emisora.

Finalmente, la Policía rechazó este hecho y ahora busca a la madre porque su acción constituye un delito.