Farías soñaba con aumentarse los senos, y cuando le llegó la oferta no lo pensó y sacó una cita en un supuesto consultorio, ubicado en un edificio del centro de Bogotá, en el que, según Noticias Caracol, una auxiliar de enfermería se hizo pasar por médica especializada para hacer la cirugía.

La falsa médica contó con la ayuda de una supuesta asistente para operar a la joven que resultó con complicaciones en su salud durante la intervención, señaló el noticiero, por lo que su mamá la trasladó a un centro médico a donde llegó sin signos vitales.

Los familiares de la víctima alertaron a las autoridades de la situación, e inmediatamente se trasladaron al supuesto consultorio, donde, al parecer, las presuntas responsables querían escapar, indicó el papá de la joven, Fredy Farías, al medio.

“Cuando llegaron, ya se iban a volar. Los policías alcanzaron a retener a las señoras que estaban escondidas, una en el piso 13 y la otra, en el piso 23”, aseveró.

El papá, al que su hija le dijo que se iba a operar la nariz para que permitiera la cirugía, agregó en el noticiero que las sospechosas querían huir con posibles pruebas que las pueden inculpar.

Por el momento, dijo el informativo, las señaladas están en libertad porque no se les encontró con las ‘manos en la masa’. No obstante, si un juez las considera culpables, podrían ser condenadas hasta a 33 años de prisión por homicidio en la modalidad de dolo eventual, explicó el noticiero.