“Hace poco que la alcaldesa estuvo en La Candelaria en una fiesta, en una celebración, ¿por qué no viene a mirar qué es lo que pasa con un artista que se cosió la boca y escuchar lo que está pidiendo?”, se quejó Karina Perdomo, quien lo acompaña en su protesta, en nombre del artista, según Noticias Caracol.

“El presidente Duque está informado de esto, es obvio que lo sabe, y tampoco se ha manifestado”, agregó.

Médicos que vigilan el estado de salud de Fitzgerald dijeron a ese noticiero que ni siquiera ha accedido a beber agua, lo que ha hecho que padezca taquicardia y subidas de presión, pero él se niega a abandonar su causa.

El artista, que permanece bajo de una carpa blanca pese a la lluvia y el viento, dijo a Efe que su protesta también busca que “Colombia levante la voz”: “Lo que estoy haciendo es por el arte, por la gente”, dijo y añadió un reclamo al Gobierno porque “los artistas no tienen una pensión” que les permita vivir dignamente.

Comerciantes de la zona y transeúntes expresan apoyo al escultor que comenzó la huelga de hambre el pasado 30 de agosto y también protesta contra las masacres que en las últimas semanas dejaron 43 muertos en los departamentos de Arauca, Antioquia, Nariño, Cauca, Norte de Santander y Valle del Cauca.

Fitzgerald aseguró que pese a que mucha gente ha muerto por el coronavirus y que otros han ido a la quiebra por cuenta de la pandemia hay personas que “no pierden la fe” en sus convicciones y que él tampoco lo hará. El artista confía en que Colombia podrá salir adelante porque pese a que tiene problemas de diferente orden el país es “rico en seres humanos”.