De acuerdo con las autoridades, todos los pequeños rescatados, de los cuales algunos ya fueron puestos a disposición del Instituto Colombiano del Bienestar Familiar (ICBF), estaban en condición de abandono, con muestras de maltrato físico y desnutrición, publica el diario El Espectador.

Uno de los casos que más repudio generó fue el de una pequeña que se encontraba en un pequeño cuarto lleno de orines y hasta drogas, según se puede ver en un video publicado por el periodista Edwin Suá.

En las imágenes se puede ver que un hombre abre la puerta luego de romper un candado con un martillo. Posteriormente ingresa a la habitación una oficial de policía, quien es la que habla con la menor.

La uniformada le pregunta cómo y con quién está. En medio de su inocencia, la menor primero responde que tiene una bicicleta allí y luego dice que tiene “mucha hambre.

Por último, la persona que graba el video enfoca un par de recipientes que contienen orines, y otro donde hay “estupefacientes.

De acuerdo con Blu Radio, en esos rescates llevados a cabo por la Policía de Bogotá también se halló a un bebé con pañales que “llevaban horas sin cambiar.

La emisora señala que las denuncias de los habitantes de 4 localidades de la capital fueron clave para dar con el paradero de estos menores abandonados.