El columnista de Blu Radio criticó iniciativas como la de la secta en Barranquilla y al respecto opinó que “la fe no puede ser irracional”.

Por irracional, Linero se refiere al ayuno improvisado y al encierro que tuvieron algunos miembros de la iglesia cristiana Berea, que desde hace días venía anunciando la segunda venida de Jesús de Nazaret a la Tierra.

Los miembros de esta secta, muchos de ellos personas jóvenes, han incluso dejado de tratar con sus familiares para dedicarse exclusivamente a la fe que imparte una pareja conformada por el exdocente de Gabriel Alberto Ferrer Ruiz, quien se desempeñaba como profesor de tiempo completo en la Universidad del Atlántico (Barranquilla) y renunció para perseguir su fe.

El pasado lunes, una mujer en el corregimiento de Isabel López, ubicado en el municipio de Sabanalarga (Atlántico), informó sobre este grupo de fanáticos de Jesús que aseguran que el señor vendría por ellos este jueves 28 de enero.

La mujer dijo que este grupo de religiosos no come bien desde diciembre porque están haciendo un ayuno prolongado y llegaron incluso a regalar todas sus pertenencias, con la esperanza de que Jesús se los llevara, lo que las autoridades llegaron a considerar como la posibilidad de que ocurriera un suicidio colectivo.

Alberto Linero señaló en la emisora que la historia de la humanidad ha estado atravesada por la preocupación del final de los tiempos.

En el contexto religioso, destaca Alberto Linero, los cristianos creen en la segunda venida de Jesucristo y con ello el final de esta realidad, para dar paso a la plenitud del sueño de Dios: “Es una experiencia de fe basada en las Sagradas Escrituras”, dice el expadre católico, que se refiere a la Biblia para afirmar: “En cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni aun los ángeles del cielo, ni el Hijo. Solamente lo sabe el Padre”.