De acuerdo con el portal Zona Cero, los fanáticos están confinados en una casa, que a su vez funciona como iglesia, en el corregimiento de Isabel López.

Una mujer, que no quiso dar su nombre por su seguridad, relató a ese medio que desde diciembre no comen porque están seguros de que Jesús los va a raptar este jueves 28 de enero.

“Según ellos, el señor los va a raptar. No están comiendo, están flaquitos. Además, regalaron todas sus pertenencias”, expresó la mujer al medio sobre estas personas, que según aclara pertenecen a una iglesia evangélica de los ‘Berea’.

Agregó que todos en el pueblo están preocupados por cómo pueda ser el desenlace de este increíble suceso. “Hay niños que no están comiendo, que no los matricularon (al colegio) porque los van a raptar”.

La mujer declaró que lo que más le preocupa a la comunidad es que entre los fanáticos, hay 7 niños, y explicó que representantes del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) acudieron al lugar porque un hombre, padre de uno de los menores y que no pertenece a esa comunidad religiosa, demandó a su esposa por no alimentar a su hijo.

Sin embargo, no aclaró qué dijo el ICBF o si tomó medidas para proteger la salud de los menores.

Jorge Luis Manotas, alcalde de Sabanalarga, dijo, citado por Zona Cero, sobre el tema que “es un ayuno extendido que tiene el grupo religioso” y agregó que si ven alguna afectación en los niños, van a intervenir.

Por último, señalaron que el líder de ese grupo es un “profesor de Barranquilla, pero no se dieron más datos sobre él, ni siquiera su nombre.

Grupo de religiosos en Sabanalarga, Atlántico, cree que Jesús los va a raptar el 28 de enero