El presidente Iván Duque se pronunció en Twitter, luego de conocerse que la defensa de el exparamilitar Salvatore Mancuso está haciendo todo para que él sea liberado en Italia, tras cumplir su condena en Estados Unidos.

En ese sentido, Duque trinó que Mancuso debe responder ante la justicia colombiana, y por lo mismo fue pedido en extradición, para que el exparamilitar sea recluido en una cárcel de Colombia.

“El futuro de Salvatore Mancuso en Colombia debe ser una cárcel. Si piensa ser deportado a Italia, acudiremos a los principios de jurisdicción universal por crímenes de lesa humanidad. Sus crímenes no quedarán en la impunidad”, declaró el jefe de Estado.

Asimismo, Duque rechazó que a Mancuso se le ofrezcan “caminos de ausencia de prisión y no extradición a cambio de supuesta ‘verdad'”, y dijo que si el exparamilitar no vuelve a prisión en Colombia será una “agresión a sus víctimas, que esperan sanciones ejemplarizantes”.

Al respecto, Miguel Ceballos, alto comisionado para la paz, dijo en Caracol Radio que el Gobierno contempla ir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos para “perseguir a Salvatore Mancuso en cualquier país europeo en el que quiera refugiarse”.

Mancuso ha estado detenido preventivamente en una cárcel federal de Estados Unidos a la espera de que se defina su destino. No obstante, como cumplió su condena de 12 años por narcotráfico en marzo, sus abogados consideran que está siendo retenido de manera ilegal, pues ya cumplió el límite de 90 días establecido para expulsar a un extranjero de su territorio.

La Defensoría del Pueblo se pronunció sobre la posibilidad de que el exparamilitar termine en Italia y dijo que eso “lesionaría seriamente los derechos de las víctimas de las Autodefensa”; por lo mismo, está pensando en solicitarle a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) “medidas cautelares” que garanticen que Mancuso “cumpla con las condenas impuestas por el sistema judicial colombiano”.