La hija de la fugitiva dijo a Caracol Radio que no se explica por qué la capturaron, si ella ha manifestado su intención de colaborar con la Justicia.

Mientras iba hacia la sala de audiencia, Merlano Manzaneda habló de la última charla que tuvo con la excongresista, en el consultorio odontológico de donde se escapó: “Me dijo que me amaba mucho”.

En los juzgados de Paloquemao están a la espera de que se reinicie la audiencia de legalización de captura. Cabe señalar que la juez del caso negó la solicitud de la Fiscalía de hacer la diligencia de manera reservada.

El ente investigador había dicho que pedirá cárcel para la hija de Aída Merlano; su condena podría ser hasta de 11 años.

Sin embargo, varios abogados creen que no existen razones de peso para que Aída Victoria Merlano Manzaneda sea llevada a la cárcel. Incluso, dijeron que esta sería una estrategia de presión para forzar la entrega de su madre.