Así lo expresó el analista y experto en seguridad, Néstor Rosanía, quien en diálogo con Noticias Caracol detalló los pormenores de la cruda situación que se vive en las calles de algunos barrios de Bogotá (principalmente en las localidades de Kennedy [sur] y Fontibón [occidente]). 

“Ya no hay un tema de microtráfico; es un tema de narcotráfico. Son estructuras que tienen la capacidad de armamento, logística e inteligencia. Son estructuras que están peleando mercados y territorios dentro de la ciudad. Son entidades que ya tienen una capacidad y una fuerza en termino de violencia muy importante”, detalló Rosanía, en conversación con ese informativo.

Otro aspecto que ha llamado la atención de las autoridades es que los hechos de violencia cometidos por las bandas criminales están siendo grabados y subidos a redes sociales. 

Según Rosanía, esto se debe a que los delincuentes desean generar miedo dentro de sus enemigos y también dentro de los ciudadanos. 

“Están usando la violencia ejemplarizante, es decir, una violencia simbólica para generar miedo con las otras bandas y con la población civil para decir que ellos son los duelos de un territorio”, añadió el especialista, en ese canal. 

Finalmente, el analista señala que la participación de los ciudadanos venezolanos dentro de las bandas criminales de Bogotá se divide en dos momentos. 

El primer momento fue cuando ciudadanos venezolanos entraron a bandas que eran lideradas por ciudadanos colombianos y eran simplemente operarios. Pero la segunda parte que ya estamos viendo es cuando los venezolanos tienen sus propias bandas dirigidas por ellos y los pertenecientes a la banda son venezolanos”, concluyó Rosanía, en diálogo con Noticias Caracol.

Este es el informe del análisis de Rosanía, publicado por Noticias Caracol:

Sicarios venezolanos graban asesinatos que cometen en Bogotá 

Los sicarios, identificados como ciudadanos venezolanos por City TV, estarían enfrascados en violentas peleas por el control territorial del microtráfico en el barrio El Amparo de la localidad de Kennedy (occidente de Bogotá). 

En un video, difundido en redes sociales, se ve cómo al momento de escapar el sicario que está grabando dice una expresión coloquial que delata que puede ser venezolano. “Mira… para que no ladilles más”, exclama el individuo. 

Esta situación tiene preocupados a los habitantes de ese barrio de Kennedy (occidente de Bogotá), quienes también tienen claro que los sicarios que azotan esa zona son provenientes del vecino país 

“Hay un voz a voz que se escucha en las calles. Llegaron extranjeros, ciudadanos extranjeros con poder; a intimidar, a aterrorizar para hacer control de las ollas de microtráfico”, indicó un residente del sector, en palabras recopiladas por City TV.