El embajador José Luis Ponce Caraballo enteró al Gobierno colombiano de presuntos indicios de que se produjera un ataque armado del Eln en el país en los próximos días.

Aunque la carta en la que el diplomático había puesto bajo aviso a la Cancillería habría sido enviada el pasado sábado 6 de febrero, según los medios que revelaron su contenido, el ministro Molano indicó que la comunicación había sido recibida este lunes.

En su declaración de este lunes, el titular de la Defensa reiteró que el gobierno no ha cesado sus esfuerzos por desmantelar al Eln, al que no ha dejado de tachar como grupo terrorista.

Ceballos, por su parte, sostuvo que el aviso de Cuba concuerda con el compromiso que tiene la comunidad internacional de combatir el terrorismo y denunciar ese tipo de hechos o evidencias.

Sin embargo, fue más allá y pidió que el gobierno cubano sea consecuente y también responda de manera similar al pedido de extradición de los delegados de la guerrilla que permanecen en la isla:

“Así como Cuba hoy advierte que tuvo conocimiento de la posible perpetración de un acto terrorista, también debe responder oficialmente a la solicitud que el presidente y los jueces siguen haciendo: la inmediata entrega en extradición de los miembros del Eln que permanecen en Cuba”, señaló.

El comisionado también confirmó que el frente que sería responsable de planear acciones en los próximos días es el mismo que perpetró el atentado a la Escuela General Santander hace dos años. Asimismo, concluyó que es un indicio de que hay divisiones en esa estructura criminal.

Esta fue la intervención del ministro y el comisionado: