Según explicó el fiscal del caso, la menor Linda Michelle Amaya Buelvas llegó hasta un sector deprimido del barrio San Bernardo, en el centro de Bogotá, en donde habría preguntado por una persona, de la cual no se mencionó su identidad.

“Esto levantó sospecha y, además de eso, hizo que se diera la orden de darle su golpiza” a la menor, explicó el funcionario, declaración que recogió Noticias Caracol.

El fiscal señaló directamente a un hombre, identificado como Édison Cervera Guarnizo, y dijo que él “conocía esta información”, pues ya le habían avisado que había una joven merodeando cerca de la ‘olla’ del barrio.

“[…] por lo que usted les da la orden a ‘Chepe’ y a ‘Andrés’ de robarle todo a la menor”, aseguró.

El fiscal dijo que luego de que alias “‘Chepe’, ‘Andrés’, ‘Rafael’, ‘El veneco’ y ‘Tito’ terminaron de darle su golpiza a esta niña, es decir de torturarla, se reían y disfrutaban lo que hacían”, y mencionó que en el sitio había otras personas que delinquían y empacaban drogas para la banda conocida como ‘Los tazmania’.

“Les decían que eso les pasaba a quienes se las dieran de infiltrados y a quienes se las dieran de sapos”, porque las personas que hacían parte de la banda “tenían que ser firmes, o, de lo contrario, vieran lo que les estaba pasando”, detalló el fiscal.

El noticiero aseguró que en la audiencia se hizo “un escalofriante relato de cómo fue atacada la menor”, pero esos detalles se omiten por respeto al dolor que hoy afronta la familia de Linda Michelle Amaya.

Fiscalía allanó casa donde mataron a Michelle Amaya

Por medio de un comunicado, del 14 de enero, la Fiscalía confirmó la captura de tres de los presuntos asesinos de la menor, y dijo que a la joven la habrían atacado a golpes y con arma blanca por orden del cabecilla de la banda de microtráfico.

“Se evidenció que la víctima fue herida en múltiples ocasiones con arma blanca y que cuando sus posibles agresores pensaron que estaba muerta la metieron entre bolsas negras”. Luego de eso, según la investigación, arrojaron el cuerpo desde el tercer piso de la vivienda hacia la casa de enseguida, que está en proceso de demolición.

La Fiscalía también encontró que el cuerpo de Michelle Amaya fue montado en una carreta de reciclaje y abandonado “a unas cuatro cuadras de allí”, en donde taparon “las bolsas con cobijas”.

Mamá de Michelle Amaya dijo por qué su hija fue al San Bernardo

En cuanto a qué hacía la menor en ese peligroso sector de la ciudad, la mamá, Nathalie Amaya, le contó a Pulzo que su hija frecuentaba la zona porque día antes a su desaparición (el 30 de noviembre), le habían “robado el celular en la estación de la avenida Jiménez”.

Por eso, dijo, su hija fue varias veces en bicicleta hasta este sitio a ver si encontraba a los ladrones y podía recuperar el teléfono.

Este es el relato del fiscal del caso en medio de la audiencia contra los seis capturados, que fueron imputados por los delitos de tráfico de estupefacientes, tortura y homicidio agravado. Cinco de ellos se acogieron a los cargos.