Lo cierto es que este lunes primero de marzo la cuenta de Twitter de la Fiscalía sorprendió con una imagen que llamó la atención de los usuarios porque el ente acusador ahora, como algunos medios de comunicación, seleccionó el que para ellos es el “personaje al alza”.

En principio, se podría entender que en una cuenta institucional de una entidad tan seria y respetable como la de la Fiscalía se pretenda seguir algunas prácticas que durante muchos años han ejecutado los medios de comunicación, como la de destacar a la persona que sobresale por sus logros o por lo que dijo, así como de descalificar a quien, a juicio de cada medio, lo está haciendo mal o la está embarrando.

Lo curioso es que, en el caso de la Fiscalía, el personaje es el mismo fiscal general de la nación, Francisco Barbosa. Es como si uno de esos medios de comunicación que tienen una sección permanente para ese efecto destacaran como personaje a su dueño o a su director.

La analogía no cabe, por supuesto. La Fiscalía cumple la función constitucional de investigar y acusar, y de dar a conocer los avances y el resultado de sus investigaciones cumpliendo, entre otros, con el principio constitucional de publicidad (hacer público), mientras que los medios sí se mueven en un ámbito menos formal y, en el ejercicio de la libertad de expresión, pueden calificar u opinar sobre las personas.

La República tiene una sección llamada precisamente ‘Al alza’, y este lunes destaca a Barbosa porque, dice el diario económico, la Fiscalía “anunció 12 nuevas imputaciones por el caso de corrupción de la firma brasileña Odebrecht. Entre los nombres están Luis Fernando Andrade, José Roberto Prieto y Carlos Alberto Acero”.

Ese rotativo también tiene un espacio para el que considera el ‘Personaje a la baja’, que, en este caso, es Jaime Cuéllar, presidente de la Liga Vallecaucana de Boxeo por, presuntamente, haber abusos contra las deportistas.

(También puede leer: Minsalud, el mejor ministro, mientras que el fiscal se raja en encuesta a empresarios)

La revista Semana, en su más reciente edición, destaca al mismo Barbosa y le pone ‘Sube’ porque, según esa publicación, “luego de años de acumular polvo en los anaqueles de la institución, el fiscal general reactivó el caso Odebrecht, con más de 14 líneas de investigación, entre las que se encuentra la financiación ilegal de campañas políticas”.

Por el contrario, la revista le pone ‘Baja’ a Juan Guillermo Monsalve, testigo contra el expresidente Álvaro Uribe, porque “pese a que las leyes colombianas lo obligan a declarar en un caso judicial, [… Monsalve] se niega a comparecer en la Fiscalía”.

La Fiscalía, seguramente impulsada por los halagos de La República y Semana a Barbosa, acompaña su calificación de “Personaje al alza” con el siguiente texto: “El Fiscal Francisco Barbosa anunció imputaciones por el caso de corrupción de la firma brasileña Odebrecht. Entre los nombres están Luis Fernando Andrade, José Roberto Prieto y Carlos Albeto [SIC] Acero”.

Al comentar el trino de la Fiscalía, en Caracol Radio, Pascual Gaviria no pudo contener la risa: “Ponen la foto. Personaje al alza: Francisco Barbosa, fiscal general. En la primera página de la Fiscalía. Muy interesante, ¿no?”.

“¿Qué es esa vaina? Es como una oda a uno mismo”, dijo, por su parte, Vanessa de la Torre, y agregó que “lo que pasa es que están citando a La República. Pero siempre pone su titular y el video tipo ‘Profesión peligro’, que ahora caracteriza a [Barbosa]…”.

“Su autobombo ahí”, terminó Gaviria. “Su palmadita en la espalda”.

El autohalago ha hecho que los usuarios de redes suelten comentarios que refuerzan las ya recurrentes críticas sobre la personalidad del fiscal general y su supuesta egolatría.

En este caso, los tuiteros dicen cosas como (textualmente): “Que vanidad la del hombre mas preparado de colombia de su generación”; “Llego a fortalecer algo que no tenia, el autoestima, debe tener muchos problemas para entrar a la oficina, con ese EGO tan […]. Me da verguenza ajena leer y pensar que la fiscalia sale con estas cosas”; o “La Fiscalía en cabeza de un inútil egolatra y narcisista, se dedicó a hacerse públicidad y autobombo”.