El accidente ocurrió el pasado 28 de julio, hacia las 7 de la mañana, y Luis Mateo fue trasladado de inmediato a un hospital. Juan Camilo Chavarría, familiar de la víctima, contó a CM& que el paisa “estuvo en coma básicamente hasta el martes” 30 de julio, día en el que falleció.

Desde ese momento, el cuerpo de Luis Mateo ha estado en la morgue, a la espera de que su familia reúna el dinero necesario para trasladarlo hasta Medellín y poder velarlo. De acuerdo con el noticiero, se necesitan 14 millones de pesos para repatriar su cadáver.

Juan Camilo Gómez, amigo de la víctima, indicó a Noticias Caracol que la familia y las personas más cercanas a Luis Mateo están haciendo varias actividades para reunir dinero, pero aún no es suficiente:

“La familia ha estado recogiendo y ha hecho actividades, pero solo tiene 2 millones de pesos. Y nosotros, vendiendo comida como sancochos, arroz con leche y chorizos, tenemos un millón”.

Según testimonios de familiares a CM&, la Cancillería colombiana le envió una carta al gobierno de Perú para gestionar el trámite “y se está a la espera de una respuesta”.

Este sábado, la entidad también emitió un comunicado en el que informaba que le está brindando “asistencia” a la familia de la víctima “en lo concerniente a los trámites para la liberación y disposición de los restos mortales”.

Luis Mateo, de quien puede ver una foto a continuación, vivía desde 2016 en Perú, a donde viajó en busca de mejores oportunidades laborales y económicas. Allí residía con su esposa y su hijo de 3 meses, concluyó Noticias Caracol.

Facebook.