La medida, según anunció el Gobierno,acogerá a los menores que nacieron después del 18 de agosto de 2015, fecha en la que la dictadura de Nicolás Maduro cerró la frontera con Colombia.

La resolución fue firmada por el registrador Juan Carlos Galindo, que entrara en vigencia a partir del 20 de agosto, y durará por dos años.

Para el trámite, no será necesario más que el documento de identificación de los padres y el que compruebe que el menor nació en el país después del 18 de agosto, de 2015. No tendrá ningún costo.

El presidente destacó que, pese a los problemas que el país atraviesa, Colombia no va a darles la espalda a los menores venezolanos porque los derechos de los niños priman sobre los de los demás y, por lo mismo, más de 24.000 niños recibirán la nacionalidad.

“Hoy, en un gran esfuerzo institucional, todos nos unimos para decirles a esos 24.000 niños […] que hoy se les entrega la nacionalidad colombiana para que tengan ese derecho, amparado universalmente, y que también es consistente con lo que dice el artículo 44 de nuestra Constitución”, aseguró el presidente.

El jefe de Estado, de igual manera, manifestó que esto es una lección mundial para aquellos que quieren “hacer de la xenofobia un camino político”, pues Colombia adopta el camino de la fraternidad.

“A los que quieren discriminar al migrante, también nosotros hoy nos paramos erguidos como una nación que defiende la democracia, para decir que los vamos a acoger y los vamos a apoyar en momentos difíciles. Esto que hacemos hoy, también nos motiva a seguir dando los pasos oportunos”, sentenció.