Esto es una movilización a nivel distrital, en efecto, por los jóvenes que han sido asesinados a nivel nacional. Hay amenazas y escenarios que ponen en riesgo la vida de los jóvenes”, detalló a Blu Radio uno de los asistentes a la movilización, que arrancó en la localidad de Ciudad Bolívar (sur de Bogotá). 

Además de ese punto de la ciudad, también se tienen previstas marchas en las localidades de Engativá, Fontibón (occidente) y Usme (suroriente), añadió RCN Radio.

Nos movilizamos por las masacres cometidas en el marco de la semana de la juventud, nos movilizamos por el derramamiento de sangre que aportó el país; nos movilizamos también porque el presidente no da garantías en los territorios, no da respuesta y simplemente le da la espalda a la juventud”, apuntó a esa emisora Valentina Zapata, miembro de la Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior (Unees). 

El primer episodio que motivó la marcha de la comunidad estudiantil fue la masacre de 5 menores de edad, en un cañaduzal del oriente de Cali. En el hecho, ocurrido el pasado 12 de agosto, fallecieron jóvenes de entre 14 y 18 años. 

Tan solo 4 días después, en Samaniego, Nariño, 8 jóvenes que estaban en una reunión en una casa de campo a las afueras del municipio fueron asesinados. Por los hechos ya fueron capturados dos hombres señalados de haber disparado contra los adolescentes de entre 19 y 25 años.