Se trata de la auxiliar de enfermería Yeidis Yohana Pérez Martínez, quien fue inmunizada esta semana contra el coronavirus en el municipio de Sahagún (Córdoba) y presentó complicaciones de salud luego de recibir la primera dosis de la vacuna china Sinovac. Sin embargo, todavía no se ha confirmado que el biológico haya sido el responsable de esa situación y es prudente no sacar conclusiones generales apresuradas a partir de un solo caso.

La enfermera presentó varias convulsiones durante los últimos días y el pasado martes tuvo que ser trasladada a una UCI de la Clínica Montería, en la capital del departamento. Por fortuna, la mujer completó más de un día sin episodios convulsivos y los especialistas que la evalúan decidieron que ya no era necesaria su estadía en una unidad de cuidados intensivos.

Así se lo confirmó a El Heraldo el esposo de Pérez. “Ella ha estado mejorando constantementecada vez está más despierta, gracias a Dios. Con base en la observación del especialista, esperamos que esta tarde o el sábado por la mañana sea pasada a un piso de menor complejidad donde la tendrán en observación uno o dos días más”, expresó el cónyuge de la enfermera.

La mujer fue sometida a exámenes detallados para determinar el origen de sus convulsiones, pero estos no arrojaron resultados anormales, por lo que continúan los estudios en torno a su condición.

“Quiero resaltar que Yeidis nunca, nunca, había sufrido algo así. Ella nunca había convulsionado. No sufre de epilepsia, como el diagnóstico que nos da el hospital. Yeidis no había sufrido de algo así jamás”, dijo hace un par de días la hermana de la enfermera, en Caracol Radio.

Por su parte, a comienzos de semana el esposo de Pérez había relatado en Noticias Caracol lo sucedido con ella de la siguiente manera: “Después que se la colocaron [la vacuna], a los 10 minutos, que la dejan en observación, ella presenta convulsiones”.

La enfermera estuvo muy delicada de salud a mitad de semana. Uno de los especialistas que la atendió le dijo a la familia de ella que era necesario intubarla porque presentaba un problema en el pulmón. Los familiares de Pérez se negaron a ese procedimiento, pese a que el especialista, según la hermana de la enfermera, dijo que había que intubarla para que no siguiera convulsionando, lo que le podría ocasionar lesiones en el cerebro.