El derrumbe se presentó en horas de la mañana de este lunes luego de que residentes salieran alertados al escuchar ruidos que provenían de la parte alta de la urbanización los Juncos.

De un momento a otro, el barranco se vino abajo y la confusión se apoderó del lugar, pues varias personas gritaban desesperadas que “el vigilante” había quedado atrapado bajo los escombros.

“Ay, juepucha. Lo alcancé a grabar… ¿el vigilante estaba ahí?”, dice el hombre, que se encontraba a pocos metros de donde se produjo el deslizamiento.

El video fue compartido en Facebook por El Diario de Pereira, y varias personas comentaron en redes sociales que al parecer el vigilante había muerto.

Risaralda Hoy publicó imágenes que muestran la magnitud del derrumbe, ya que un carro que cruzaba por el sitio quedó atascado entre la tierra.

Organismos de socorro atendieron la emergencia y comenzaron a remover los escombros para identificar si más personas quedaron atrapadas por el deslizamiento.

Caracol Radio informó que además del vigilante, se habla de que un menor de edad estaría desaparecido.

“Se oyó un primer batacazo. Me levanté a buscar al celador y cuando estábamos hablando eso pegó un traquido, duro, y vino bomberos y dijo que había que evacuar eso”, comentó en la emisora un habitante del conjunto que resultó afectado.

En la tarde de hoy, el subdirector de la Defensa Civil de Risaralda, Carlos Mario Gil, le confirmó al Canal Uno que el vigilante perdió la vida cuando hacía una ronda por los bloques de apartamentos.

También, el coronel Manuel Salcedo, comandante de Policía en Pereira, dijo al noticiero que los organismos de socorro seguían “verificando el lugar para confirmar si existen otras personas ahí”.

La preocupación, ahora, es que según la emisora las lluvias continúan en la zona y hay riesgo de que se presenten nuevas emergencias, lo cual dificulta las tareas de rescate.