Noticias Caracol asistió al acto de cumplimiento que se llevó a cabo en una licorera, y registró el momento cuando el propietario del establecimiento le ofrece excusas a una de las mujeres, con la que estrecha la mano.

Además de disculparse, el hombre tendrá que garantizar el ingreso y la permanencia de esta pareja en su local, “sin que se impongan restricciones o prohibiciones derivadas de su condición sexual diversa y de las manifestaciones de afecto”, señaló la Corte, por medio de un comunicado.

El alto tribunal explicó que, según la denuncia que interpusieron las mujeres, cuando el dueño de la licorera las vio besarse les dijo que era una situación “extraña”, que ese era un “ambiente familiar” y que no era un lugar “de ambiente para parejas del mismo sexo”.

“De pronto el señor no supo manejar la situación al verme agarrada de manos con una persona del mismo sexo […] logró entender por qué coloqué la demanda, qué fue lo que me incomodó. Revivimos los hechos y, finalmente, nos pudimos tomar de las manos. Muy contentos con todos”, comentó en el noticiero Luz Jiménez, la denunciante.

Al respecto, la abogada de la pareja, Carolina Gómez, dijo en el informativo que este fallo de la Corte sienta un precedente para que cuando a una pareja gay le suceda algo similar sepa que tiene con qué reclamar sus derechos.

Caribe Afirmativo, corporación que defiende los derechos de la población LGBTI, compartió el video de ese momento y varias imágenes de la reconciliación.