Medios como Zona Cero calificaron este sepelio como algo “insólito” en la región, pues además del baile a ritmo de champeta también hubo acrobacias en motocicleta.

De hecho, el medio publicó una recopilación de videos en donde se observa que los dolientes abrieron el ataúd en la calle y que varias personas se aglomeraron sobre él para dar el último adiós al fallecido.

En las imágenes se aprecia que aunque hay personas que portan sus tapabocas de manera adecuada, también hay quienes no cuentan con ninguna medida de protección. Aun así, lloran, hablan y se aglomeran sin temor a un posible contagio de coronavirus.

Allí también se ve a un hombre que trata de alejar a la multitud del sitio en donde está el féretro, pero la euforia es tal que su esfuerzo es en vano.

El medio llama la atención sobre que este tipo de festejos mortuorios son “una burla” a las autoridades, ya que no se siguen las recomendaciones de autocuidado ni las normas que prohíben las aglomeraciones en medio de la cuarentena.

En cuanto a la víctima, La Guajira Hoy dice que se llamaba Yeisler Solano Salinas, de 20 años, y que falleció el pasado martes en la noche luego de chocar en su motocicleta contra la parte trasera de un camión que, al parecer, se encontraba estacionado en la vía que de Barrancas comunica con Fonseca.

El joven, dice el diario, era mecánico de motocicletas y hombre reconocido en la población por su trabajo, y las autoridades investigan cómo ocurrieron los hechos ya que el conductor del vehículo involucrado habría huido del sitio.

Estas son las escenas que han generado el rechazo, y que se conocen horas después de que hinchas del Junior protagonizaran un ruidoso entierro de un hombre en Sabanalarga, Atlántico, población que supera los 370 casos de coronavirus con 9 personas fallecidos.