Con el reciente anuncio de la construcción del centro de eventos Arena del Río, en Barranquilla, han comenzado a surgir las comparaciones con el Movistar Arena de Bogotá, uno de los escenarios preferidos por los capitalinos para la realización de eventos masivos.

Según Dinero, la principal diferencia está en el aforo. Mientras el Movistar Arena tiene capacidad para albergar a 14.000 espectadores, el Arena del Río podrá acoger a un público de 53.000 personas. 

Además, el área de construcción del recinto de Barranquilla será diez veces mayor a la que tiene el escenario bogotano, que es de 37.000 metros cuadrados. Se prevé que el área de la Arena del Río sea de 336.934 metros cuadrados.

En materia administrativa, es la Alcaldía de Bogotá la que custodia el edificio capitalino, mientras Telefónica Colombia se encarga de la operación, consolidando una alianza público-privada con contrato vigente hasta 2038.

Por su parte, el complejo cultural de Barranquilla recibe financiamiento privado extranjero, que lidera la firma Two WayStadiums.

Otro factor importante es que el Arena del Río contará con césped móvil que, teniendo en cuenta las medidas exigidas por la Fifa, podría convertir al complejo en un auténtico estadio de fútbol.