La información la dio a conocer la compañía Transmilenio por medio de un comunicado, este lunes, y allí se explica que luego de analizar lo que sucedió en la estación Consuelo (sur de Bogotá) la “Unión Temporal GOS 2019 […] tomó la decisión de desvincular a uno de sus trabajadores por el uso de un arma de fogueo”.

Este elemento, dice la información, “no está permitido para los guardas de seguridad antievasión en las estaciones del sistema”, argumento con el que se termina de reforzar el despido del trabajador.

Pero Luis Herrera fue entrevistado en Noticias Caracol y allí aseguró que su reacción fue producto de la rabia y el temor, ya que por lo menos tres jóvenes que al parecer intentaban ingresar al sistema sin pagar el pasaje agredieron a uno de los auxiliares de Policía que les llamó la atención.

“Ellos supuestamente intentan salir, y agreden al señor auxiliar quitándole la gorra y escupiéndolo. Después, nos atacan a nosotros con arma blanca, y ahí se forma la riña”, dijo Herrera en el noticiero.

El hombre aseguró en ese medio que el arma de fogueo no es letal y que la carga por seguridad personal, ya que para llegar a su sitio de trabajo tiene que “salir de la casa a las 3:30 de la madrugada”.

El informativo destacó que tanto vigilantes como auxiliares de Policía que estaban en esa estación “trataron a toda costa de evitar el ingreso de los colados, pero ellos insistían no solo en entrar sino en agredirlos. El disparo los disipó”.

Esta conclusión surge a partir de las imágenes de la pelea que fueron compartidas en Twitter por la periodista Stephanie Valencia, y en ese video se aprecia cuando tres jóvenes atacan a uno de los uniformados y le propinan varios puños en el rostro.