Desde allí, aseguró Blu Radio, los ciudadanos extranjeros, que son 59 y no 60 como había dicho la Policía, viajaron en un vuelo de la Fuerza Aérea hasta Puerto Inírida, en el departamento de Guainía, para luego llevarlos, en lancha, hasta jurisdicción venezolana.

Según Néstor Morales, periodista de esa cadena radial (y director del programa ‘Mañanas Blu’), los expulsados quedaran en medio de la selva de Venezuela.

Las autoridades tomaron esa decisión contra los capturados porque, luego de una “ardua investigación” de la Policía, dijo la emisora, se encontró que ellos habían participado en la destrucción de estaciones de Transmilenio en medio de protestas, agredieron a servidores públicos, a otros ciudadanos colombianos y armaron “pánico en Bogotá”.

Esos extrajeros no podrán regresar al país.

Este es el segundo operativo que se hace para la expulsión de delincuentes extranjeros, señaló el medio, pero no será el último, pues las autoridades dicen que ya tienen preparados otros para deportar a más venezolanos que llegaron a Colombia para delinquir.

El presidente Iván Duque, en una rueda de prensa que dio este sábado en relación con los actos de vanadalismo que se presentaron en medio de las protestas, ya había indicado que las autoridades identificaron a ciudadanos venezolanos participando en desmanes y por eso iban a hacer deportados.