La víctima dijo, según El Tiempo, que el episodio ocurrió cuando se dirigía a una tienda del sector junto a su nieto de dos años.

En medio de su recorrido, destacó el diario, se le acercó un hombre que le dijo que el niño era de él. En ese momento, trató de quitárselo.

La abuela del pequeño, como era de esperarse, se resistió, lo que causó un intenso forcejeo con el presunto secuestrador, informó el rotativo.

Como si el momento no fuera suficientemente traumático, la mujer fue derribada durante la pugna. Allí, el hombre se aprovechó de la situación y la siguió agrediendo para quitarle al niño, relató el medio capitalino.

La abuela y el pequeño gritaron desesperadamente, reacción que hizo que los vecinos salieran en defensa de ambos y atraparan al presunto secuestrador. El Tiempo detalló que este fue detenido por la Policía.

El sujeto responde al nombre de Crisosmo Sierra y, según el periódico, dice tener problemas mentales y no recordar el episodio.

Este intento de rapto se da apenas una semana después otro intento de secuestro en Bogotá, cuando una niña evitó que un hombre que atacó a su madre raptara a su hermana de 3 años.

Ocurrió en el sur de Bogotá, pero llama la atención que el criminal también aseguró que tenía problemas mentales.