Y es que este miércoles la palabra ‘desnudo’ fue la noticia en Colombia, como la semana pasada lo fue la palabra ‘bombardeo’. Eso no solo demuestra que acá se producen muchas noticias, de toda índole, sino que se transita de un tema a otro ya sin la capacidad de dimensionar qué es lo realmente importante y qué lo trascendental; qué es solo forma y qué es realmente fondo.

Así, ‘desnudo’ tuvo dos expresiones en un mismo día, una real y una sugerida: la real fue la aparición de la portada de la revista SoHo con la fotografía de Aída Victoria Merlano desnuda, que había sido anunciada varias semanas atrás, por lo que había provocado expectativa; y el otro desnudo fue el que le propuso Gustavo Petro a María Fernanda Cabal.

Como era de esperarse, Aída Victoria Merlano no solo se quitó la ropa para SoHo. La publicación también buscó desnudarle su pensamiento, sus opiniones y su intimidad personal, y ella le dijo cosas como la condición que pondría para ser actriz porno, que no solo le han propuesto hacer desnudos, sino otras cosas, además de lo que piensa sobre tríos, buenos ‘polvos’ y cirugías.

Los periodistas de Caracol Radio se ocuparon del tema y, aunque lo hicieron brevemente, pudieron plantear someramente aspectos que caracterizan a la sociedad colombiana y a los medios de comunicación.

Mábel Lara lamentó la actitud de la joven hija de la exparlamentaria prófuga y criticó que hablara “desde su experiencia personal”, de “cómo le gustaría ser sexóloga, de si le gusta que la toquen aquí o allá…”.

Después, lanzó su sentencia: “No deberíamos darles tanto micrófono a personajes” como la hija de Aída Merlano.

“Pero lo dijimos en su momento”, advirtió Darcy Quinn. “Es que ese es un poco la idiosincrasia colombiana: ‘Cójanlo, cójanlo, cójanlo… suéltenlo, suéltenlo, suéltenlo’. Todavía no está claro si ella participó en la fuga de su mamá. Pero cuando estuvo ante la justicia, todo el mundo empezó a gritar: ‘¡Pobrecita! ¡suéltenla!’. Y ahora, otra vez: ‘No, es el colmo. Esta niña atrayendo toda la…’”.

Ahí interpeló Lara: “Pero hay un proceso judicial en medio”.

Gustavo Gómez, director del espacio ‘6 AM Hoy por Hoy’, hizo una pregunta al respecto: “¿Pero es que no se puede empelotar la señora o qué?”.

“Pues que se empelote”, dijo tajante Lara, y lanzó su autocrítica: “Pero todo el bombo, toda la prensa que le hemos dado a esta jovencita. Ayer escuchándola que le gusta que le toquen aquí, que el novio no sé qué… parece una burla al sistema judicial”.

“No, pero bájenle al ‘no le demos micrófono’, ‘no le demos bombo’, ‘no la entrevistemos’, porque lo de nosotros [los periodistas y los medios] es eso, es hacer eso”, corrigió Gómez. “Me da pena con ustedes, pero eso de ponerle de una vez la mordaza, pues como que no. Y si se quiere empelotar, que se empelote, que se desnude tranquila”.

Después concedió: “Pero, claro, uno puede criticar la actitud de la señora y el provecho que está sacando. Pero bueno esa es la idea”.