Pero además, varios testimonios de militares que estuvieron bajo su mando en la Fuerza de Tarea Titán, que opera en Chocó, entre 2016 y 2018, declararon a la Fiscalía y a la Personería que el oficial supuestamente “participó en encuentros con grupos ilegales”, indicó la revista Semana.

La primera parte de la denuncia, tiene que ver con el supuesto desvío de una parte de los recursos que fueron destinados por el Ministerio de Defensa para el abastecimiento de gasolina y que habría terminado en poder de algunos oficiales, dijo el semanario.

Sin embargo, el general Moreno respondió a Semana que esas acusaciones no tienen asidero porque él no desempeñó funciones como ordenador del gasto, ni fue supervisor de ese proyecto. Y agregó, que tampoco conoce que existan denuncias en su contra.

En relación con la supuestos encuentros con grupos armados, el general Moreno dijo al semanario que fueron reuniones con “gremios, representantes del sector minero y comerciantes, en los consejos de seguridad convocados por las entidades gubernamentales y otras se realizaron en la Unidad Militar”.