El reporte que hizo Meza es que el proceso para abrir 10 fosas se llevaba a cabo en un lote que no hace parte del cementerio municipal, y que en medio de esas labores, el 26 de julio, se encontró la osamenta.

Son lugares donde van a depositarse los cadáveres por casos de coronavirus. Infortunadamente encontramos, en cinco de ellas (fosas), restos humanos, y se suspendieron las labores y se informó a la Fiscalía”, aseguró el alcalde a Radio Nacional de Colombia.

Meza explicó, en el diario Portada de Valledupar, que la decisión de organizar este ‘cementerio COVID’ en un lote es porque el camposanto de El Copey ya está copado.

“Es que no hay otro lugar, y ese cementerio lo hemos adecuado para el caso COVID […] y a nadie se le autorizará traer muertos de COVID-19 a este municipio”, dijo.

De hecho, la Gobernación del Cesar informó, el pasado 17 de junio, que hacía entrega del lote a la alcaldía porque el cementerio actual “fue cerrado por copar su máxima capacidad”.

Pero lo que ha llamado la atención en redes es que hasta la fecha ha muerto solo una persona por coronavirus en El Copey, según reporte de la alcaldía del pasado 24 de julio, y en el esquema de afectaciones del Ministerio de Salud aparece que hay 32 casos de contagios y que la afectación es moderada.

En ese mismo comunicado, el alcalde Meza habla de 35 casos positivos, “de los cuales siete están activos y uno fallecido. De los siete activos, dos se encuentran hospitalizados… y cinco en casa cumpliendo el aislamiento”.

Así las cosas, y con el interrogante que plantean sobre por qué están abriendo tantas fosas, Meza espera que peritos de la Fiscalía vayan a verificar los hallazgos óseos, pues desde la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas se advierte que podían ser restos de personas desaparecidas en el conflicto.

Este video muestra las fosas y los restos que encontraron.