Así lo indicó el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) en una respuesta que le tuvo que dar a la Corporación Excelencia a la Justicia, por el fallo de un juez, informó Blu Radio.

En esa respuesta, citada por la emisora, el Inpec señala que, pese a la sanción, Merlano recibía visitantes en la cárcel El Buen Pastor sin dejar registro alguno, “pues a través de una amiga, [Merlano] las ingresaba”.

Es decir, explicó el medio, los visitantes de la excongresista decían que iban a ver a la compañera de celda de ella —la exjuez Margarita Díaz Martínez— y así podían ingresar sin problema.

La última persona que entró a ver a la exsenadora en la cárcel fue Yeico Manuel Vargas, aseguró el medio, que fue el hombre con el que Merlano fue recapturada en Venezuela, y al que señalan de haber manejado la moto en la que ella escapó.

El Inpec dijo, de acuerdo con la emisora, que evidenció esa situación a través de cámaras de seguridad, después de que la excongresista se fugara.

“Ahí hay una falla, pero por el tema de hacinamiento y la falta de personal es muy difícil de controlar porque todos están en el mismo patio al momento de las visitas”, señaló el instituto, según la frecuencia radial.

Además, en la respuesta, el Inpec señaló como presuntos responsables del escape de Merlano a la exdirectora de El Buen Pastor Diana Cecilia Muñoz, y al entonces capitán David Alexánder Álvarez porque eran los responsables de asignar el esquema de seguridad para el traslado de la exparlamentaria.

Entretanto, Merlano sigue en Venezuela, en poder de las autoridades de ese país.