Después de que un juez le dictara detención domiciliaria el pasado primero de diciembre, Trujillo estaría cerca de recibir una rebaja de pena del 50 % debido a este preconvenio con el ente de control, indico Noticias RCN.

El informativo, además, señaló que alias ‘El Padrino’ solo recibiría cuatro años de cárcel si acepta los cargos imputados. El comerciante es acusado de vender carne de caballo y burro para la comida de los estudiantes que recibían el Programa de Alimentación Escolar (PAE) en Bucaramanga.

Aunque tiene que ser aprobado por un Juez de conocimiento, el acuerdo entre Trujillo y la Fiscalía también incluye una multa económica de 150 salarios mínimos vigentes (165 millones de pesos), agregó este mismo medio.

Carlos Marti, veedor del programa PAE en Santander, aseguró en Blu Radio que el acusado primero debe entregar toda la información que tiene sobre la comercialización de carne de burro y caballo en todo el departamento.

“Al señor Trujillo no le deberían aceptar ese acuerdo porque intentó, de buena o de mala fe, darles a los niños carne de caballo, exponiendo la vida y la salud de los menores. No deberían porque es un delito gravísimo”, precisó.

La emisora, igualmente, afirmó que la Alcaldía de Bucaramanga también se opuso al preacuerdo y se declaró víctima ante este caso. Por último, informó que la decisión del juez se conocerá en los próximos días.

Desde 2018, padres denunciaron “carne rara y dura” en almuerzos de niños y no pasó nada

Sandra Ardila, mamá de tres niños que reciben esa alimentación, mostró que ya se había quejado del estado de la carne. Asimismo, enfatizó que las personas que se encargaban de cocinarla tenían problemas y por eso les pasó un derecho de petición a las autoridades.

A pesar de que en su momento le dijeron que iban a cambiar el operador de los PAE, la carne continuó siendo la misma y los niños se quejaban constantemente de que les sabía muy feo.