Claudia López regresó a Bogotá en la noche de este martes, cancelando de forma anticipada las vacaciones que tenía planeadas para toda esta semana.

Por el aumento de casos de coronavirus que se está presentando en la ciudad y la alta ocupación en las unidades de cuidados intensivos, la administración distrital les pidió a los bogotanos que regresan de vacaciones durante estos días que se aíslen de forma voluntaria, para evitar que pongan en riesgo a otras personas en caso de que ellos estén contagiados con COVID-19. La alcaldesa no estaba exenta de esta instrucción y por eso, para poder retomar sus funciones en las oficinas de la Alcaldía, se sometió a la prueba que le diría si había contraído o no el virus.

López confirmó este miércoles que el resultado del examen fue negativo. Esta fue la duodécima prueba que se realizó la alcaldesa a lo largo de la pandemia y todas han sido negativas.

“Cuidarse y cumplir las medidas de tapabocas, lavado, ventilación y distanciamiento funciona. Sigámonos cuidando”, expresó la mandataria en su cuenta de Twitter, junto a las fotos del resultado de su reciente prueba de coronavirus.

Ahora López retoma sus funciones en una Bogotá que está a la expectativa de ver qué tanto aumentará la ocupación de las camas UCI de la ciudad durante los próximos días. De hecho, en las últimas horas se desató una polémica por cuenta de un informe de la Personería de la ciudad que asegura que en las unidades de cuidados intensivas destinadas para pacientes con COVUD-19 hay más personas de las que dice la Alcaldía.

En los últimos días se anunció que, cuando Bogotá supere el 85 % de ocupación en sus camas UCI COVID, las autoridades locales tomarán nuevas medidas junto al Gobierno Nacional para evitar un colapso del sistema hospitalario.

Así fue como Claudia López informó a los ciudadanos que está libre de coronavirus: