La burgomaestre de la capital hizo esa declaración en un evento donde la Alcaldía puso en marcha los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) de la ciudad para “cumplir la palabra empeñada en el acuerdo de paz que se firmó en 2016”.

López hizo una clara crítica a los intentos del Ministerio de Defensa por retomar la aspersión con glifosato para combatir el narcotráfico que, según el Gobierno, es el motivo por el que se han presentado las más recientes masacres.

“Entre más recrudezca la violencia, más paz, no más glifosato, es lo que se necesita. Durante años, en la Colombia profunda, el Estado colombiano ha ofrecido la misma receta: plomo y glifosato. Y la misma receta ha fracasado una y otra vez”, dijo la alcaldesa.

El pronunciamiento de la mandataria de Bogotá se da días después de que Carlos Holmes Trujillo, ministro de Defensa, dijera en rueda de prensa que Colombia ya estaba lista, operativamente, par reiniciar esa actividad que, según él, “recobra importancia, dada la situación que se vive en el país con los grupos armados organizados

“Todo está listo. Los aviones están listos, los pilotos están listos, el programa de compras está listo, operativamente estamos listos para el regreso de las aspersiones contra los cultivos ilícitos”, declaró Trujillo.

Pero López señaló que volver al químico no es más que una “muestra de la incapacidad de aprender, entender, de ver lo obvio, lo evidente y lo probado sistemáticamente”, y agrega que no hay estudio académico serio en el mundo que “defienda la combinación de guerra contra las drogas, glifosato y plomo como una recete que haya logrado algo en la construcción de la paz”.