Fue por eso que el alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos, se refirió al tema en entrevista con La FM, luego de que el periodista Luis Carlos Vélez le preguntara sobre el motivo por el cual el gobierno del presidente Iván Duque utilizó ese terminó para referirse a los hechos de violencia en el país.

Lo primero que respondió Ceballos es que, para el Gobierno, “todas las muertes son repudiables”, pero que en el caso de una masacre se debe tener en cuenta que esta se produce cuando “hay indefensión de las víctimas”.

“Por supuesto, hay casos donde coincide la definición con la realidad, pero hay otros, muchísimos, en donde los asesinatos son producto de un enfrentamiento entre dos grupos ilegales, y ahí no hay una indefensión, pero llamarle masacre a un asesinato entre dos grupos delincuenciales también genera confusión entre la población”, agregó el funcionario en la emisora.

Ceballos dijo que esta palabra se usa “para dar a conocer” un hecho de violencia, pero que en una pelea entre bandas del narcotráfico lo preciso es hablar de “enfrentamientos”.

“Cuando sí hay ataque a personas civiles es otra cosa”, explicó el funcionario, haciendo referencia a la masacre de ocho jóvenes en Samaniego, Nariño, que fueron atacados a tiros cuando departían entre amigos.

Ahí sí hay indefensión, y debemos decirlo públicamente, es terrible que suceda porque afecta a la sociedad civil que no merece estar entre las balas”, puntualizó Ceballos en la frecuencia, y responsabilizó a la guerrilla del Eln por la disputa que libra con disidencias de las Farc y subversivos ‘Clan del Golfo’.

Y es que el presidente Duque y su ministro de Defensa, Carlos Hollmes Trujillo, se refirieron a estos hechos como “homicidios colectivos”, lo que desató críticas y abrió un debate sobre el tema.