Las residencias estaban ubicadas en el barrio Santa Fe, centro de Bogotá, y eran usadas por esa organización delincuencial conocida como ‘Eros’ para explotar sexualmente niñas y adolescentes, informó la Fiscalía.

El caso se abrió tras la denuncia de una de las víctimas de esta red de proxenetismo que buscó atención en el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud de Bogotá (Idipron), donde recibió asistencia médica, psicológica y se sometió a un proceso de desintoxicación por consumo de drogas.

La menor de edad reveló que en el lugar era explotada y que les inducían al consumo de marihuana y cocaína.

Otra de las adolescentes denunció que los administradores de las dos residencias cobraban una tarifa doble o tripe por habitación y las dosis de estupefacientes que les brindaban, se les dificultaba estar al día con los pagos exigidos.

Los detenidos fueron acusados de los delitos de proxenetismo con menor de edad, estímulo a la prostitución de menores y demanda de explotación sexual comercial de persona menor de 18 años.

Ninguno de los cinco arrestados aceptó los cargos, pero el juez dictó prisión preventiva a la espera del juicio.

Los cinco capturados fueron identificados como Óscar Mauricio Mendivelso Bautista, Luis Ángel Duarte Alza, Lucila Rodríguez Morales, José Frank Rodríguez Morales y Yermmy Rincón Alza, detalló la Fiscalía.

Rincón Alza era el presunto administrador de unos de los establecimientos donde prostituían a las menores y, al parecer, también abusaba de ellas en medio de promesas de dinero y aparentes rebajas en las cuotas de hospedaje. Además, ya había sido condenado en 2013 por tráfico, porte y fabricación de estupefacientes.