Las jóvenes llegaron hasta el cementerio para despedir a una amiga, que de acuerdo con Noticias Caracol “fue asesinada” el pasado viernes en el sector de Kennedy.

A las dos mujeres les dio por hacer disparos mientras los empleados del sitio trasladaban el ataúd hasta la sepultura, y según el noticiero varios testigos se sintieron atemorizados y su reacción fue llamar a la Policía.

“Ellas se encontraban participando de un sepelio en el sector de Barrios Unidos, y la comunidad nos indica que se escuchan detonaciones al interior del mismo”, explicó en el informativo el coronel Álex Vega, oficial de inspección de la Policía.

El coronel dijo que cuando los uniformados llegaron al sitio procedieron a requisar a las dos mujeres, una de ellas de 23 años, y que se les encontró “un revolver a cada una”.

Alerta Bogotá agregó que las dos jóvenes fueron capturadas y llevadas hasta la URI de Paloquemao, en donde serán judicializadas por porte ilegal de armas de fuego, pese a que su intención era la de desahogar el “dolor por la pérdida inesperada de la amiga”.