Las autoridades, según dice un comunicado de la Policía de Bogotá, publicado por Caracol Radio, recibieron un llamado el 31 de agosto para atender el caso y, cuando llegaron al lugar, encontraron al joven en un “alto grado de exaltación”, por lo que pidieron refuerzos para llevarlo al CAI Santa Marta, de esa localidad.

Después de un tiempo, dice el documento, la Policía se dio cuenta de que Barrero “se había auto agredido al interior de la celda con un cordón alrededor de su cuello”. Ahí, lo llevaron a un centro médico pero el joven llegó sin signos vitales.

No obstante, los padres del hombre denunciaron, de acuerdo con Caracol Radio, que los médicos que atendieron a su hijo les dijeron que él, además de llegar sin vida, tenía signos de violencia física en su cuerpo, por lo que consideran que los agentes que atendieron el caso lo habrían golpeado.

Por lo mismo, la Policía de Bogotá, asegura el comunicado, inició una investigación interna para aclarar si en realidad fue un suicidio o se trata de un caso de abuso de autoridad.