En el contexto del anuncio del cierre del informativo de los fines de semana, del cual Lara es presentadora, Pérez Villa escribió en la red social: “Mabel Lara la mamerta periodista, que retornará a cali [sic] a vender chontaduro”.

Aparte de clasificarla ‘políticamente’ con el apelativo de “mamerta”, con el que se tacha comúnmente a quienes profesan una doctrina de izquierda ortodoxa y propia de los años 60 y 70, Pérez Villa sugiere que vender chontaduro es algo malo.

Por eso, Lara, con el talante que todo el mundo le conoce, respondió valorando esa actividad de pequeños comerciantes ambulantes, sobre todo, y, además, con respeto y cordialidad por quien pretendió agraviarla. Un verdadero guantazo.

A la ‘conversación’ se sumaron otros tuiteros que respaldaron a la periodista y descalificaron a Pérez Villa, a quien lo tachan de propagar odio.

Pérez Villa intentó defenderse después, y para eso clasificó a los que defienden a Lara también en la categoría de ‘mamertos’.

Noticias Uno rescató algunos apartes de la trayectoria de Lara para darle su dimensión: “Estudió comunicación social y periodismo en Cali, en donde también inició su vida laboral en el canal regional Telepacífico, lugar en el que obtuvo su primer reconocimiento: un Premio Simón Bolívar de Periodismo por el programa Nuestra Herencia”.

También reseña que la periodista ha ganado siete veces el premio India Catalina, como mejor presentadora de noticias, dos de ellos estando en Noticias Uno, la Red independiente. “Pero muchos han desconocido su trabajo y la han atacado en redes sociales”.

Este es el interesante hilo que provocó el trino de Pérez Villa, que después terminó apretándolo a él mismo.