El congresista aseguró en un video que le envió a ese alto tribunal copia de algunos documentos que se conocieron este lunes en los que consta que “la familia Uribe Vélez ha contratado una empresa publicitaria en Estados Unidos para descalificar ante la opinión pública de ese país” a esa Corte.

La intención, dice Cepeda citando los documentos, es tildar de ilegales las decisiones que han tomado los magistrados en el proceso que le sigue a Uribe por presunto fraude procesal y soborno a testigos.

Los hijos del expresidente respondieron en las últimas horas que a Cepeda lo motiva un “resentimiento” contra su padre y lo tildaron como el nuevo líder de las Farc.

Sin embargo, para el senador esa información demuestra que “hay en curso una sucia campaña de calumnias, de mentiras contra la Corte Suprema que deben ser tenidas en cuenta en esta investigación”.

Este lunes se conoció que la Sala de Instrucción que lleva el proceso judicial contra el exsenador del Centro Democrático trasladará el expediente del caso a la Fiscalía.

Esa decisión, dijo Cepeda acompañado de su abogado lo llevó a recusar al fiscal general, Francisco Barbosa, para que se declare impedido y no pueda llevar la investigación por su cercanía con el presidente Iván Duque y el partido de Gobierno, cuyo máximo jefe es precisamente Uribe.

Esa decisión, explicó en rueda de prensa Reynaldo Villalba, que lidera la defensa del congresista del Polo Democrático, es porque el jefe del ente acusador “no tiene independencia” del jefe de Estado. Además, dijo que el mismo Duque ha “intervenido de manera arbitraria, ilegal e inconstitucional en este asunto jurídico” y por eso no tienen confianza en la Fiscalía de Barbosa.

Uribe también fue noticia en Estados Unidos en las últimas horas porque documentos de inteligencia muestran que en ese país sospecharon que tenía nexos con paramilitares.