En viviendas de los barrios de Patio Bonito (localidad de Kennedy) y Paraíso (Ciudad Bolívar), en el sur de Bogotá, los señalados tenían todo tipo de maquinaria para falsificar alimentos para bebés y niños; medicamentos y maquillaje, informó la Fiscalía.

A la banda, que de acuerdo con la entidad era conocida como San Francisco, se le incautaron más de 2.000 productos falsos o vencidos, entre los que se encuentran compotas, yogures, leches, jugos de caja, café y pasabocas de paquetes.

También hallaron, según el ente acusador, medicamentos estomacales, jabón para el cuerpo y para lavar loza y enjuagues bucales falsos.

Los tres detenidos en Bogotá, que son familiares entre ellos, no aceptaron los cargos de concierto para delinquir, usurpación de derechos de propiedad industrial y obtentores de variedades vegetales, corrupción de alimentos e imitación o simulación de alimentos, que les imputó la Fiscalía. 

Aun así, un juez de la capital, los envió a la cárcel.