La Policía pudo obtener un video en el que el intendente Sthevenson Sánchez Benítez, adscrito a la Policía Metropolitana de Cúcuta, se identificó como líder de una oficina de cobros de la estructura criminal en Cúcuta y Norte de Santander, y que exigía a sus víctimas cifras cercanas a los 50 millones de pesos, informó W Radio.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, citada por El Colombiano, el uniformado además es señalado de participar en el secuestro de un empresario, que fue liberado en 2019, luego de que le exigieran a la familia 120 millones de pesos.

De otro lado, según pudo determinar el diario La Opinión, tras la captura del intendente, que estaba activo en la institución y ejerciendo sus funciones, las autoridades quisieron ocultar el procedimiento para que la opinión pública no conociera los hechos.

“Lo que se sabe es que el policía está involucrado en varios secuestros y extorsiones cometidas en Cúcuta”, le dijo una fuente judicial al rotativo.