“En el operativo adelantado por la Fiscalía y el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) capturaron a dos personas quienes serían responsables de coordinar este crimen”, dijo el fiscal general Francisco Barbosa, quien viajó hasta ese departamento con el presidente Iván Duque.

La Fiscalía determinó que los detenidos, Dilia Elizabeth Achagua Maldonado, alias ‘Alejandra’, y Exequiel Loaiza Guzmán, alias ‘Urías’, mantenían comunicación constante con jefes de la llamada estructura 10 de las disidencias de las Farc, que operan en ese departamento para la planeación y ejecución de asesinatos.

Sin dar detalles, el fiscal aseguró que ‘Alejandra’ planeó desde la estación de Policía de Arauca, donde ya estaba detenida, el asesinato de una de las víctimas de la matanza, supuestamente porque esta entregó información a las autoridades para que ella fuera capturada.

Sin embargo, no explicó por qué fueron cinco los asesinados en la masacre, perpetrada en el caserío fronterizo de El Caracol, ni tampoco por qué las víctimas fueron cinco si el objetivo era solo uno de ellos.

Los disidentes serán imputados por los delitos de homicidio y concierto para delinquir agravado. Este es el momento de su captura:

Según la Fiscalía, los asesinados fueron identificados como Jhersson Gabriel Zapara Artahona, Carlos Eduardo Sandón Galindez, José Gregorio Figueira Blanco, Ángel Abel Briceño Araque, y Eduar Rafael Campos Zapata, quienes serían venezolanos, según las primeras versiones de las autoridades.

“Esta labor que nos acaba de comunicar el fiscal general con todo el equipo del CTI muestra que detrás de la situación dolorosa de este asesinato, donde varias personas perdieron la vida, están las disidencias de las Farc“, dijo Duque.

El jefe de Estado anunció que las autoridades están “persiguiendo” a tres jefes de las disidencias, identificados con los alias de ‘Arturo’, ‘el Pescado’ y ‘Morocho’, por quienes se ofreció una recompensa de hasta 25 millones de pesos.

“Hoy vemos que la lucha frontal contra las disidencias tiene más fuerza que nunca. Estas disidencias se nutren del microtráfico, del narcotráfico, del contrabando de ganado y de otras actividades criminales”, agregó el presidente.

Duque afirmó que su Gobierno seguirá “enfrentando sin tregua” a las bandas criminales en Arauca, así como a jefes del Eln, a quienes responsabilizó del asesinato de líderes sociales y población civil.

Estas son las segundas capturas que las autoridades presentan como resultado para esclarecer las masacres perpetradas en las últimas semanas en el país que dejan más de 40 muertos.

El pasado 28 de agosto la Fiscalía que capturó a dos guardias de seguridad como presuntos autores de la matanza de cinco jóvenes en Cali, aunque ellos afirman que no trabajaban en la plantación de caña donde fueron halladas las víctimas.