El juez empezó diciendo que su decisión de no casar a dos mujeres en Cartagena está basada en los preámbulos de la Constitución de Colombia que invocan “la protección de Dios”.

En el diálogo con Blu Radio, Flórez dijo que los servidores públicos tienen que hacerle un “juramento a Dios” y, en ese sentido,“uno tiene que aguardar la ley de Dios en el ejercicio público”.

“La misma Constitución nos está diciendo que se invoca la protección de Dios y se jura por Dios. Además, hay un artículo de la ley 153 de 1887 que está vigente, que se refiere a la observancia de la moral cristiana; entonces, yo con fundamento en eso no puedo casarlas a ellas. No es discriminación”, dijo el togado.

Inmediatamente los periodistas le preguntaron por decisiones que la Corte Constitucional ha tomado para proteger los derechos de la comunidad LGBTI, entre ellas, permitir que los jueces oficialicen el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

El mismo Alberto Linero, exsacerdote que no comulga con la idea del matrimonio homosexual, pero que critica la decisión del juez (por su obligación como funcionario de cuidar los derechos de los colombianos), le hizo referencia a que el Estado colombiano debe velar por todos los ciudadanos.

El entrevistado no quiso dar ninguna declaración al respecto, y se remitió a decir que todo está en la providencia que emitió sobre el caso y que, según él, protege la Constitución del país.

No obstante, Néstor Morales le insistió en que haberse negado a oficializar el matrimonio de las mujeres fue un desacato al fallo de la Corte. Le preguntó si él podía poner un cartel en su despacho diciendo que no casaba homosexuales y si entre sus funciones no estaba esa: la de casar personas.

Ahí subió la tensión entre Morales y Flórez, que manifestó: “Esa pregunta no la voy a responder porque es una pregunta capciosa. Para mí es capciosa, y no la voy a responder; yo no estoy obligado a responder”.

“Entonces como pase voluntariamente [a hablar en la radio], yo pongo punto final a esta entrevista. Gracias”, agregó el togado.

Al parecer, Morales no escuchó la despedida del entrevistado y siguió preguntándole; cuando se dio cuenta que quedó hablando solo dijo:

“Y se fue, padre [Linero]. Se emberracó en serio el juez“.

La polémica decisión de Flórez podría traerle consecuencias, luego de que el senador Roy Barreras anunciara en su Twitter que lo demandó penal y disciplinariamente para que salga de su cargo.

Asimismo, según Blu Radio, la pareja de Cartagena que no se pudo casar se está asesorando legalmente para tomar medidas.

Los colectivos que defiende los derechos de la comunidad LGBTI colombiana también rechazaron la determinación de Flórez.