Los detenidos son los jueces penales Rafael Uribe Henríquez y Alberto Oyaga Machado, y el fiscal Gustavo Adolfo Orozco, investigados por presuntamente incurrir en el delito de prevaricato por acción, en el proceso por el control de la Universidad Metropolitana de Barranquilla, indicó El Heraldo.

El senador Eduardo Pulgar se involucró en ese caso cuando supuestamente intentó sobornar a un juez con 200 millones de pesos, para que favoreciera a uno de los disputantes.

La actuación del parlamentario quedó grabada en audios, revelados por Daniel Coronell, por los que la Corte Suprema de Justicia ordenó su detención y privación de la libertad.

Sin embargo, los jueces y el fiscal detenidos habrían actuado irregularmente contra el defendido de Pulgar.

El CTI hizo las capturas de los funcionarios en Santa Marta y Barranquilla; luego, fueron trasladados a Bogotá, donde, según Semana, la Fiscalía les imputará cargos y pedirá que un juez los envíe a la cárcel, para evitar que obstruyan el proceso.

El senador Pulgar, por su parte, continuará en prisión ya que la Corte rechazó la solicitud hizo la defensa para que pasara su detención en otro lugar donde “no expusiera su salud”.

Las autoridades siguen haciendo operativos contra otros funcionarios judiciales que, presuntamente, también obraron en contra de la ley para favorecer a una de las partes.

Caracol Radio indicó que el caso de de la universidad ha enfrentado por años “a miembros de dos familias, por el dominio de la institución”.