Nicolás Guerrero estaba en una protesta en la noche de este domingo en el barrio Siete de Agosto (Cali), cuando recibió un impacto es su cabeza, según dicen otros manifestantes, proveniente del Esmad.

Más de 40.000 personas fueron testigos de la angustia que los demás participantes de la protesta vivieron mientras trataban de ayudar a Guerrero, pues una persona transmitió la situación por redes sociales.

Está herido en la cabeza, está herido en la cabeza. Es grave. […] Detengan esta mier…, que no nos disparen”, dijo el hombre.

Aunque se decía que Guerrero había quedado con vida, esta madrugada se confirmó que murió, por lo que el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, convocó una marcha por la vida, en honor a Guerrero y a los otros muertos que han quedado en medio del paro nacional.

(Lea también: [Video] Critican ‘show’ del alcalde de Cali cambiándose de ropa en una transmisión en vivo)

Justo cuando hablaba de la situación en su ciudad, en Blu Radio, el mandatario caleño reveló que Guerrero, de 21 años, era su familiar; hijo de su primo.

“Yo quiero contarle que Nicolás es hijo de mi primo. Es un muchacho de Floralia, un muchacho bien. Salió en la madrugada y tuvo una herida por arma de fuego en la cabeza. […] No hay forma de hablar, estamos muy triste. Son cercanos todos”, expresó Ospina casi llorando.

Asimismo, dijo que es su deber es intentar proteger los bienes de la ciudad y a los mismos ciudadanos de los vándalos que se infiltran en las protestas.

Cali vive una situación grave de orden público, donde se han registrado balaceras, saqueos y quemas de buses y estaciones del MIO, transporte masivo de la ciudad.