Pulzo llegó nuevamente al lugar de las protestas y pudo captar en video cómo los manifestantes atacaron a la Policía que estaba en el lugar.

Los uniformados se encontraban custodiando el CAI de Villa Luz, resguardándose detrás de sus escudos. Los protestantes, por su parte, les lanzaban piedras constantemente.

La manifestación por la muerte del abogado Javier Ordóñez terminó con nuevos actos vandálicos. Y los encapuchados comenzaron a enfilar sus acciones contra la infraestructura, una de las muchas que han sido atacadas durante las últimas horas.

Los inadaptados dañaron varias señales de tránsito y se armaron con ellas para romper los vidrios del CAI.

Las imágenes tomadas por este medio muestran cómo los encapuchados se acercaron a la estructura, la rociaron con un líquido combustible y le prendieron fuego. Incluso, uno de los presentes casi termina quemado.

La combustión caldeó los ánimos, los manifestantes estallaron de júbilo y entraron aún más en calor. La lluvia de piedras se recrudeció contra los agentes. 

Aunque las llamas no ocasionaron el incendio deseado por los encapuchados, finalmente, los uniformados respondieron. Desde el lado de la Policía, llegaron las bombas aturdidoras que despejaron el área solo por un momento. 

Los choques continuaron

Pese a la acción de los hombres del Esmad, los desórdenes continuaron durante mucho tiempo en esa zona residencial del occidente de Bogotá.

Solo hasta antes de las 8:00 de la noche cesaron los enfrentamientos entre los inadaptados y los uniformados, detalló Citynoticias.

Cuenta ese medio que al sitio llegaron 2 tanquetas que intentaron dispersar a los manifestantes; además, 200 hombres cercaron la zona para evitar nuevos ataques contra el CAI.