Según la policía de la localidad de Engativá, citada por El Tiempo, la mujer se encargaba de engañar a hombre para acceder a sus tarjetas de crédito y débito con el fin de ‘leerlas’ en el datafono del vehículo prémium y luego devolvía el plástico a su dueño, para no despertar sospechas.

No obstante, cuando la víctima se daba cuenta, la cuenta bancaria o la de tarjeta de crédito ya habían sido accedidas por los delincuentes ya fuera para vaciarlas o hacer compras con ellas, señala el medio capitalino.

En el operativo, que se llevó a cabo en el barrio Villa Luz (el mismo donde fue asesinado el estudiante de derecho Javier Ordóñez), fueron capturados una mujer y dos hombres, quienes según el rotativo intentaron sobornar a los policías que los capturaron, cargo de cohecho que se sumará a la lista de crímenes, como robo y estafa, destacó El Tiempo.

El carro de lujo, del cual no se conocen detalles como marca y modelo, fue inmovilizado, el material en poder de los delincuentes fue incautado y los criminales están a la espera de ser judicializados

El diario cita a las autoridades advirtiendo a la ciudadanía abstenerse de compartir sus números de clave o plásticos de tarjetas con extraños e incluso no cargarlas en el bolsillo si no es estrictamente necesario.

En este trino, el diario bogotano reseña esta modalidad de robo: