La decisión tiene que ver con un contrato que hizo el Comando de Adquisiciones Central Administrativa y Contable Regional de Medellín (Cenac), a cargo del coronel Beltran que —según Blu Radio— tuvo varias denuncias por presuntos malos manejos de un presupuesto anual de 10.000 millones de pesos para suplir las necesidades de dos brigadas, que incluyen 55 batallones.

Ante la presunta irregularidad, el Ministerio de Defensa además ordenó una auditoría por parte de la oficina de control interno de esa cartera y una averiguación por parte de la Inspección General del Ejército Nacional para que se tomen las medidas pertinentes.

Igualmente, se determinó “la centralización de la adquisición de elementos de protección e higiene para el Sector Defensa, con el objetivo de robustecer los controles y la eficencia de esta contratación y generar economías de escala eficiente”.

De acuerdo con la información de la emisora, el Cenac de Medellín pagó 21 cajas de tapabocas N95 por 20 unidades a 19’068.000 pesos. Eso significa que cada uno salió por valor de 45.400, cuando por la crisis llegan máximo hasta 15.000 y en tiempos normales no sobrepasan los 2.500 pesos.

Además, por 124 pimpinas de desinfectante de 20 litros pagó 75.000 pesos; cada una se consigue habitualmente a 55.000. Y el jabón antibacterial por 500 ml que cuesta 8.500 pesos, desembolsaron a 17.933. Compraron 436 frascos.

Los sobrecostos en los contratos vienen siendo habituales en tiempo de coronavirus, razón por la que la Contraloría también está vigilando convenios que firmaron entes territoriales que contrataron mercados en los que una lata de atún vale casi 20.000 pesos, una libra de chocolate, 9.000 pesos, o por botellas de alcohol que cuestan 38.000 pesos, pagaron 110.000.