Aunque Peñalosa reconoció que la obra fue “contratada por la alcaldía Petro”, luego dijo que “nosotros (su administración) gerenciamos su construcción y aportamos algo más de la mitad de los recursos”.

La atribución de parte del crédito no pasó desapercibida para Petro: “Reconocer siempre será de personas decentes”, respondió, pero luego precisó que “de los 55.000 millones que costó la Cinemateca, 35.000 fueron financiados por la Bogotá Humana, igual que todo el proceso de diseño y contratación”.

La Secretaría de Cultura e Idartes precisaron que en realidad ninguno tendría razón, señalando que los recursos de cada administración aportó fueron del 50 % cada una, aproximadamente:

Pese al pequeño intercambio de precisiones, la breve tregua en sus frecuentes choques no dejó de ser celebrada por otros usuarios de la red social. Sin embargo, la conclusión sobre el pequeño desacuerdo de cifras puede quedar zanjada con la conclusión del usuario Sebastián Caicedo: