Si bien Castro se presenta en su perfil como “periodista, rector y jurisprudente”, El Tiempo indagó en la universidad en donde supuestamente se graduó y la respuesta que le dieron fue que ese nombre no figura en los registros de egresados.

“La Universidad La Gran Colombia, luego de revisar los archivos, constató que el señor Hernán Gustavo Castro Alcárcel no fue ni ha sido estudiante del Programa de Derecho y Ciencias Políticas y Sociales; por lo tanto, no es egresado de esta casa de estudios”, afirmó Marco Tulio Calderón Peñaloza, secretario general de la Universidad, en una carta que le envió a ese medio.

Es decir, Castro no es abogado, como asegura en la página web de la revista que dirige, y también hay dudas sobre el título de periodista que asegura tener.

Esto, porque la W Radio dio a conocer que aunque en el perfil Castro consta su título de “Educación Superior Religiosa” como ‘Licenciado en Comunicación Social y Periodismo’ de la Logos International University Inc., y una “acreditación” como “Rector honorífico” de ese mismo lugar, lo cierto es que hay reparos a la forma en que esa universidad entrega los títulos.

La Logos International University está ubicada en el estado de la Florida, en los Estados Unidos, y ni siquiera es reconocida por el Gobierno colombiano. Además, el ‘presidente’ de la institución, el sacerdote Édgar Eduardo Prada, “ha estado involucrado en varias denuncias en contra de la institución que aseguran que habría entregado títulos falsos”.

Pero las malas noticias para Castro no paran allí, ya que Blu Radio informó este jueves que la Cámara de Representantes decidió cancelar el contrato que firmó hace seis días con el polémico director de la revista. El convenio era de prestación de servicios por dos meses como apoyo en la comisión de seguimiento electoral, por un valor de 7.936.800 pesos.

“Se dio por terminado de manera anticipada el contrato de prestación de servicios suscrito con el señor Hernán Gustavo Castro, quedando de esta manera destruido cualquier vínculo que pueda unir al señor con la Cámara de Representantes”, expresó a la emisora la directora administrativa, Carolina Carrillo.

Castro fue noticia luego de que la periodista Maryori Andrea Carvajal diera a conocer un video en donde se aprecia cuando su exjefe la golpea en el rostro y la trata de “prostituta”, al parecer porque ella fue a radicar una cuenta de cobro para que le pagara por un trabajo profesional que hizo para ese medio.